PREGUNTAS FRECUENTES

Dentro del entorno de negocios, es la interacción de personas de diferentes países o regiones, por lo tanto con diversos valores, creencias, puntos de vista y distintas prácticas comerciales.

Cross Cultural es de vital importancia en el mundo de los negocios a nivel internacional, ya que el éxito en las relaciones interculturales depende de la correcta interacción de los empleados o colaboradores de diferentes culturas y regiones. Es por ello que hay una tendencia creciente de empresas que dedican importantes recursos a la formación de sus empleados para interactuar eficazmente con otras empresas de otras culturas con el fin de fomentar una experiencia intercultural positiva y eficaz.

Es la programación mental colectiva que caracterizan a un grupo social y los diferencia de otros grupos. Son un conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones, creencias, pautas de conducta y costumbres no especializados, adquiridos y aprendidos gracias al desarrollo de las facultades intelectuales, mediante la educación, la lectura, el estudio y el trabajo. Incluyendo los medios materiales que usan sus miembros para comunicarse entre sí y resolver sus necesidades.

Partiendo desde un punto de vista interaccionista de cultura, hay que tener en cuenta que el ser humano es un ser básicamente cultural y que la cultura es una construcción del ser humano. A grandes rasgos podríamos decir que cada persona ha nacido en una comunidad de vida en la que se ha socializado. La persona interioriza unas maneras de pensar, de sentir y de actuar. A partir de esta interiorización no sólo comprende el mundo de su comunidad, sino que éste se va a convertir en su mundo.

Pero al mismo tiempo esta persona va a ser un elemento constitutivo de esta cultura e, inevitablemente, va a ayudar a su transmisión, su conservación y su transformación. Puede parecer contradictorio, pero téngase en cuenta que una cultura es dinámica y cambiante. Por ello algunas de sus manifestaciones se conservan, otras cambian y otras desaparecen. Todo esto sucede por la interacción comunicativa que se produce en el seno de cualquier comunidad. Todos nacemos en comunidades que son además comunidades de sentido porque nos van a dar instrumentos para dar sentido a la realidad de nuestro entorno.

La cultura debe su existencia y su permanencia a la comunicación. Así podríamos considerar que es en la interacción comunicativa entre las personas donde, preferentemente, la cultura se manifiesta. Es inevitable que haya un impacto de la cultura en los elementos de la comunicación: emisor, receptor, contenido, medio, tiempo y localización
Así la cultura influye en las prioridades de la comunicación; el estilo de la comunicación, el comportamiento non-verbal, distancia, gestos, movimiento de los ojos y tono de voz.
Es la comunicación intercultural o transcultural. Se basa en comprender cómo las personas de diferentes culturas hablan, se expresan, se comunican y perciben el mundo que les rodea.

En el entorno empresarial se basa en la comprensión de las diferentes costumbres comerciales, creencias, estrategias de comunicación, técnicas de negociación, las diferencias de idiomas, las culturas de bajo y alto contexto cultural, las diferencias en la comunicación no verbal y la distancia de poder.

El contexto cultural hace referencia a la forma de pensar , las opiniones, los sentimientos y la educación de una persona afectan a la forma en que actúa dentro de una cultura determinada.

Cabe diferenciar que existen regiones con un bajo contexto cultural como sucede generalmente en America del Norte o Europa Occidental, suelen ser empleados directos e individualistas que tienden a basar sus decisiones en hechos. Por otro lado, Asia, Africa y Oriente Medio son culturas de alto contexto en que la confianza es la parte más importante de las relaciones comerciales. Las organizaciones que tienen culturas de alto contexto cultural son colectivista y se centran en las relaciones interpersonales.

Es el resultado de la interacción entre hablantes de lenguas y culturas diferentes. Los interlocutores disponen de procesos de socialización distintos y han desarrollado marcos de conocimiento diferentes; su competencia intercultural les permite satisfacer eficazmente sus necesidades comunicativas superando esas diferencias.

El estudio de la comunicación intercultural tiene sus inicios en los Estados Unidos en los años 40, cuando se comenzó a ofrecer formación lingüística y antropológica al personal diplomático de aquel país. Edward T. Hall publicó en 1959 The Silent Way, obra que marcó también el inicio de los estudios interculturales fuera del ámbito gubernamental. El interés por saber más acerca de la manera más efectiva de comunicarse con otras culturas se vio incrementado con la creación de los «Peace Corps» en el mismo país a principios de los años 60. En la actualidad, se suele distinguir entre dos tipos de comunicación intercultural: la interpersonal, que se produce entre individuos, y la mediada, que se establece entre los medios de comunicación y los miembros de una sociedad. A pesar de esta distinción, ambas están interrelacionadas.

Para que se produzca una comunicación intercultural eficaz son muy importantes, entre otras cosas, las siguientes actitudes:

  • Ser capaz de empatizar, estar motivados por conocer la otra cultura.
  • Conciencia de la propia cultura, sus procesos de comunicación y la gestión de los prejuicios.
  • Conocimiento de la cultura ajena.
  • Prestar atención a la comunicación no verbal.
  • Interpretar el sentido y la intención de las palabras de sus interlocutores.
Es la gestión intercultural de diferentes valores y comportamientos en el mundo de los negocios, cada vez más multicultural y globalizado. Dentro de un entorno empresarial internacional, es la gestión eficaz del impacto de la cultura. Puede proporcionar una ventaja competitiva para aquellos directivos o empresas que quieren beneficiarse de la experiencia intercultural.

Es un campo bastante nuevo, basado en las teorías e investigación de diferentes areas; psicología cross cultural, negocios internacionales, comportamiento organizacional, recursos humanos y antropología. Cross Cultural Management (CCM) busca entender como las diferentes culturas afectan a las prácticas empresariales, identificar las similitudes y diferencias entre las culturas, en las practicas directivas y contextos empresariales. Su función es incrementar eficazmente la gestión global de al empresa.

El impacto cultural en la gestión empresarial se refleja en los valores básicos, las actitudes, las creencias y el comportamiento de las personas. La cultura puede afectar a la transferencia de tecnología, actitudes de gestión e incluso las relaciones gobierno-negocio. Por otra parte la cultura afecta a cómo las personas piensan y se comportan.

A medida que hay más empresas que evolucionan de estrategias nacionales, o multinacionales para operar como una empresa verdaderamente global, aumenta notablemente la importancia y el impacto de la diversidad cultural. La gestión de las diferencias culturales se ha vuelto cada vez más importante para la creación de ventajas y oportunidades de negocio para conseguir así una eficaz ventaja competitiva.

Son las habilidades interculturales, ciertas competencias interculturales que permiten a los profesionales evaluar situaciones interculturales más acertadamente y operar efectivamente dentro de ellas
Estas competencias interculturales son parte de la Inteligencia Cultural y están directamente relacionadas con el éxito en roles multiculturales, internacionales y diversos. De hecho, son clave para la selección de profesionales para puestos globales o para asignaciones internacionales.

Algunas de estas habilidades pueden ser innatas de la personalidad de un individuo, con un adecuado entrenamiento pueden desarrollarse. Algunas de estas competencias son:

  • Conciencia de la propia identidad cultural.
  • Capacidad de comunicación con personas de otras culturas.
  • Identificación y gestión de las propias reacciones ante estereotipos y prejuicios adquiridos.
  • Habilidad para adaptarse a nuevas maneras de pensar, comportarse e interactuar.
  • Capacidad para la interacción social y empatía.
  • Competencia para mantener relaciones interculturales positivas.
  • Apertura mental, conciencia de la solidaridad, el respeto y la comprensión de otras culturas.
  • Sensibilidad cultural, sienten la diversidad cultural como una oportunidad.
  • Actitud flexible ante la diversidad cultural.